Questions? Feedback? powered by Olark live chat software

Lisboa


Playas

Ya quisieran otras capitales europeas contar con alguna playa en sus cercanías como lo hace Lisboa. Y no son playas cualquieras. Se trata de playas espectaculares, con aguas claras y bendecidas por el viento refrescante del oceano, que ayuda a soportar el imperante calor del verano.

Cascais Portugal

Algunas de las playas más famosas y conocidas cerca de Lisboa son El Guincho, Las playas de Cascais y las playas de la Costa de Caparica.

La mayoría de los lisboetas tienen una pasión inherente a su cultura por la arena y el oceáno atlántico, que se pone en evidencia durante todo el año. La temperatura media de Lisboa durante todo el año ronda los 17 grados por lo que al más mínimo resplandor del sol, los lisboetas se acercan a las famosas playas de sus alrededores a disfrutar las bendiciones del clima de Lisboa.

La mayoría de las playas son aptas para el baño y cuentan con facilidades como duchas, baños, restaurantes y otros indicativos de la “civilización” a sólo minutos de Lisboa.  Desde el centro de la ciudad se puede llegar a las playas más próximas en cuestión de 30 minutos en tren, coche, o autobús.



Hace poco, escribimos sobre nuestras playas en Guiajando.com, reproducimos a continuación lo que acotamos ahí:

Praia da Cresmina
Es probablemente una de las playas más desconocidas de la Linha de Cascais. Todo gracias a que, unos kilómetros más allá, está la archiconocida playa do Guincho. Lo mejor de esta playa es que está más o menos protegida del viento, lo que permite un descanso tranquilo. Cuidado con las rocas, y sacar provecho de las frías aguas portuguesas.

Península de Tróia
No está propiamente en el Distrito de Lisboa, pero a sólo 1 hora en tren y 15 minutos de Ferry podemos llegar a esta playa de Setúbal. Aquí cuesta pensar que estamos en una playa portuguesa. Sus cristalinas aguas nos hacen pensar que estamos en una isla tropical. Hasta que tocamos el agua, claro, y nos damos cuenta que estamos pisando el agua del Océano Atlántico. Un viaje que bien merece la pena.

Costa da Caparica
La Costa de Caparica es uno de los lugares predilectos de los lisboetas. Y con mucha razón: la mencionada costa tiene 30 kilómetros de extensión y 56 playas. Sólo basta adentrarnos un poco en su extensión y decidirnos por alguna de ellas. Algunas de las playas más conocidas son terras da Costa, Acacias o Medos. Eso sí, tomar en cuenta el tráfico e ir preparado si váis en coche. Está a sólo 30 minutos de Lisboa, con lo que los atascos suelen ser bastante fuertes.

Praia Grande
Se trata de una playa bastante frecuentada en Sintra. Pero como su nombre lo indica, es una playa “grande”. Además, cuenta con una de las piscinas de agua salada más grandes de Europa en el Hotel de las Escarpas. El viaje hasta aquí, servirá además, para conocer algo de los dinosaurios que dejaron su marca en la escarpa de la playa.

Portinho da Arrábida
Escondida de la civilización, a esta playa, también ubicada en Setúbal, es imposible llegar sin coche o algún tour. Pero es probablemente una de las playas más recomendadas cerca del área metropolitana, al pie de la Serra da Arrábida, monte visible desde lo alto de Lisboa.


Web Analytics