5 cosas que hacer en Lisboa cuando llueve


Portugal es un país con un clima maravilloso. Lisboa se queda en tu memoria llena de luz y brillo cuando la visitas, pero también llueve, claro, y si llegas a la capital lusa y el buen tiempo no te acompaña, igual siempre habrán cosas que puedes hacer.

Hay quienes no se preocupan en lo más mínimo con el mal tiempo y después de ajustarse el poncho plástico están listos para recorrer la ciudad a pie. Pero para quienes la idea no les atrae mucho, aquí tienen 5 ideas de cosas que hacer en Lisboa cuando está lloviendo:

1. Visitar el Oceanário de Lisboa:

El Oceánario de Lisboa es mucho  más que un acuario, es uno  de los espacios más especiales de la ciudad, y una vez que entras no quieres que se termine el recorrido. Así que si llueve, visítalo, aprovecha que no hay prisa y siéntate a observar las especies marinas desde las enormes pantallas que te hacen sentir que estás entre los tiburones y rayas. Ésta sin duda es la idea más recomendada si viajas con niños.

2. Recorre los museos de Lisboa:

Otro plan perfecto en Lisboa lloviendo es visitar sus museos. El MUDE (Museo del diseño y la moda) está en pleno centro, y la entrada es gratuita. El Museo Calouste Gulbenkian tiene una colección increíble con piezas que datan desde 2.000 A.C, y si la lluvia cede un poco, no dejes de recorrer sus jardines con lago y arroyo artificial incluidos. Si viajas en familia, los niños van a adorar el Museo Nacional de Carruajes y el museo dedicado a la ciencia para niños Pavilhão do Conhecimento.

3. Súbete a un Tour en autobús:

Esta es la forma más cómoda de recorrer Lisboa cuando llueve: te subes y recorres la ciudad desde tu asiento seco y cómodo. Tienes varias rutas disponibles y puedes bajarte en las paradas y subir cuantas veces lo desees. Perfecto también para ahorrar en transportes durante esos días en los que la lluvia le quita el encanto a los recorridos a pie. Reservar aquí el autobús turístico de Lisboa.

4. Siéntate en un café o restaurante:

Mientras la lluvia pasa, siéntate a relajarte y hacer un poco de people watching desde la ventana de un café o un restaurante en Lisboa. Además, la experiencia culinaria es parte importante de un viaje, y no hay lluvia que pueda impedirlo. Tres lugares recomendados: Pois, caféWineBar do Castelo y Kaffehaus Café.

5. Ve de compras:

En el centro de Lisboa hay cientos de locales comerciales, alternativos o de cadenas famosas, donde puedes hacer todas las compras que quieras. Aunque tal vez para los días lluviosos prefieras la comodidad de estar bajo techo, así que puedes visitar en pleno centro (Rua Garret) el centro comercial Armazens do Chiado, el Centro Comercial Colombo con la mayor variedad de tiendas, cines y restaurantes, o el Centro Comercial Vasco da Gama con más luz natural y ubicado junto al Parque de las Naciones.

Cuando decidas tu plan, sal a la calle y ten cuidado con la típica calzada lisboeta, aunque bonita, es muy resbalosa cuando está mojada.

Si quieres descuentos en éstas y otras atracciones, además de viajes GRATIS en el transporte público (metro, autobuses, trenes y tranvías) de Lisboa, adquiere una Lisboa Card

Hay muchas cosas más que ver en Lisboa, para lo que te recomendamos ver esta sección.