Situado en Alfama, uno de los barrios que respira Fado desde el amanecer hasta ocultarse el sol, el Museo del Fado nos da una visión más amplia de comprensión sobre el impacto cultural de esta música en la cultura portuguesa y su incidencia en el ámbito musical mundial.

Junto a otros museos como el del Azulejo y el de Chiado, es uno de los que más nos dice de la cultura lisboeta.

Qué ver en el Museo del Fado

El museo, abierto desde 1998, es un gestor de la cultura de la ciudad de Lisboa y la canción urbana de la ciudad, además de un repositorio de información al respecto.

El museo tiene una exposición permanente, un centro de documentación, una escuela con cursos de guitarra portuguesa, un auditorio que recibe eventos regularmente, y una cafetería. Además, cada tanto, realizan actividades especiales para los visitantes.

En la exposición permanente, se encuentran obras relacionadas con el fado, instrumentos musicales, partituras y hasta trajes de la fadista más famosa: Amalia Rodigues, cuyo cuerpo descansa en el cercano Panteón Nacional y cuya casa se ha convertido en la Casa Museo Amalia Rodrigues.

El Fado en el mundo

El lugar es ideal para aquellos que quieran conocer a fondo el significado de este género musical, sus expresiones, y sus sentimientos, su significado para el mundo y su impacto en la historia no solo lusa, sino internacional.

El museo recibe más visitas desde que el Fado,como género musical, ha sido agregado a la lista de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad que otorga la UNESCO.

Para los portadores de la Lisboa Card el billete tiene 30% de descuento.


Comentarios y recomendaciones

Comentarios y recomendaciones